Las dos Lunas, el edén de la cocina italiana en Ibiza

Dosier del 27/05/2019 - En colaboración con Médias France
Desde 1981, el restaurante ibicenco Las dos Lunas se ha impuesto como un símbolo culinario italiano en un lugar paradisíaco.

La tradición y la esencia de la arquitectura balear

Las dos Lunas es el sueño hecho realidad de Massimo Lucarini, un italiano de la Toscana que decide abandonar el mundo de la moda para adquirir una tradicional casa payesa, antiguo anticuario, y convertirla en un referente de la cocina italiana de la isla. El encanto y la elegancia de la arquitectura y una fascinante terraza son de visita obligada para vivir una experiencia estética y culinaria inolvidable.


El nacimiento de una institución gastronómica y social

La fama de Las dos Lunas ha trascendido gracias a su jardín, verdadero oasis de belleza y quietud donde la atención personalizada, la agradable música y la iluminación incomparable, crean una atmosfera propensa al hedonismo.
Grandes personalidades de la economía, la política y la jet set son fieles clientes de este establecimiento que brilla a través de los años y que sigue conservando el alma bohemia de Ibiza. Un público sibarita y cosmopolita buscando veladas entre buganvillas y el perfume de la madreselva.


Una cocina italiana y mediterránea

Los ingredientes de primera calidad son la base para obtener sabores irresistibles. La elaboración casera de las pastas, la cocción del pan y la focaccia en un horno de leña, así como el cultivo de las verduras y de las hierbas aromáticas en su propio huerto ecológico, son el origen de platos que seducen los sentidos. Asimismo, la carta propone carnes locales y pescados de temporada y los más golosos degustarán típicos postres, todo regado con una selecta bodega de vinos españoles, italianos y franceses. Las dos Lunas se ha erigido como un icono de Ibiza, donde el glamour se combina con la tradición en un ambiente puramente mediterráneo.

Contact

Las dos Lunas

: Ctra. Eivissa-Sant Antoni, KM 5, 4 07816 San Rafael, Islas Baleares

Artículo anterior

Hostal Pitiusa, el encanto de la tradición ibicenca junto al mar